La idea surgió en:
   Nunca hubo una vez

   Ver los resultados del concurso y la ceremonia de premiación


Faltan: 0 relatos
   Ver todos
   Ver Relatos Premiados


Blogs amigos que ayudaron con la promoción:
   Mantantirulirulá
   Discusiones bizantinas
   Polenta con Pajaritos


Si quiere aportar algún relato, envíelo a nuncahubounavez@gmail.com o deje un comentario aquí.


Contribuyentes:
   Dr. Wolfskehl (7)
   Anai Le (6)
   Jack (6)
   The Bug (6)
   Baterflai (5)
   Uno de los ocho (5)
   Claire (4)
   Galo (4)
   Martón (4)
   Vill Gates(4)
   Doña Peturra (3)
   Facundo (3)
   Scar (3)
   Alma (2)
   Diego. (2)
   ElTeta (2)
   io Diondel (2)
   Jazmin (2)
   Sarlanga (2)
   Ana C.(1)
   Artemisa (1)
   Bonita Pietila (1)
   Chester J. Lampwick (1)
   Cieguito (1)
   Don Kace (1)
   Don Muzza (1)
   Dr. Alcachofa (1)
   El aerolardo (1)
   El Fantasma (1)
   Fede (1)
   Gabriel (1)
   Harry Poster (1)
   Karmelo Restrelli (1)
   Leandro Katz (1)
   Lesly Diaz (1)
   Lord Marianus (1)
   Mantis (1)
   Marita123 (1)
   Mr. Verloc (1)
   Necesito un apodo (1)
   Pablo Gambino (1)
   Pay (1)
   Pelah (1)
   Rigotieso Maturi Doll (1)
   Roberto Peturra (1)
   SeAmUs (1)
   Siworae (1)
   SW2 (1)
   Weltklang (1)


Relatos publicados:
   Uno dos tres
   Madeína
   Amigos
   Al final del camino
   Overnight
   La rodeó como quien...
   El gordo
   MSN
   La verídica historia...
   De como decir poco en 97 palabras
   Cuestión de geosofía
   La flor
   Mi Ángel negro
   No era verano...
   Leyenda
   97 milésimas de segundo
   Allá
   Vivir como los canguros...
   Volver o no volver
   Yo nunca tomo drogas...
   Al fin...
   Digo:
   Cosmopolitas
   Atajo a Les Tuileries
   Nací...
   El médico...
   Miró para arriba...
   Ana banana, cara de rana...
   Dulce amargo
   Hablándole a la pared
   La malamada
   Second Life
   No siempre...
   Jueves
   La creación
   Ella caminaba...
   Qué tipo boludo
   Resucitando
   Me niego a pensar...
   Bajo la sombra de un ombú
   Mantecol
   Érase una vez un rey
   Algañaraz...
   Frustración
   Claudia...
   El duelo
   Pequeño milagro
   Nacemos...
   Equipaje
   Érase una vez un rey... (II)
   Rewind
   Recambio
   Borré dos...
   Por qué...
   Tatatatataaaaaaaaaa
   ¿A donde fueron a parar?
   Los chicos y la abuela
   Ella
   La boda rota
   Érase una vez un rey... (III)
   Deshabitada
   Se preparó durante años...
   Sentado en el respaldo...
   Ella yacía
   La pulga pone nombres
   Puedo ser neurótica
   Palermodoja
   Hacerse hombre
   Cambio de letra
   Placebo
   De la extraña relación entre el tenis y el fin del Universo
   Arrepentimiento
   Águila cordillerana
   ¿Cuánto he escuchado...?
   Estrategias
   Séptimo día
   ¡Vamo flaco...!
   Te das cuenta enseguida...
   El tipo sube desganado...
   Tocan timbre...
   Censura
   Mi última oportunidad
   Abrí la puerta despacio...
   La oscuridad delataba...
   Allá afuera...
   Fumando espero
   No ha lugar
   La niña que deseaba
   Un adiós
   Solo, esperando agazapado
   ¡Qué Desilusión!
   El duende
   Sin buscarte, llegaste
   Y entonces
   Siete y treinta
   97 palabras
   ¿Iutokintumi?
   Inconfundible, solo tú
   Miguel
   ¿Me permite amigo?
   La gaita
   Manejaba por punta ballena


En cada relato están habilitados los comentarios. Por favor, utilícelos únicamente para opinar sobre el relato publicado.




Manejaba por Punta Ballena esperando llegar a aquel balcón de granito rojo que daba al mar, en donde hacía más de veinte años le había dicho que la quería. Las olas rompían y la espuma se cumulaba en las rocas. Le dio su primer beso allí.

Hacía mucho que no había vuelto a Punta del Este. Le sorprendió ver la cantidad de edificios nuevos.

Al llegar a la zona de la Playa de los Ingleses, no vió el balcón porque en su lugar habían construido una nueva calle costera.

El balcón ya no estaba pero ella tampoco.

Autor: Vill Gates


(102)

Etiquetas:


3 comentarios:


Blogger eysol ha dicho...

mira que no es olvido...

que haya dejado nuestro libro en caja, o que tu cadena armonice el alhajero, que tus cartas estén en reciclaje, y tus discos le canten a mi amigo. No es olvido -dijo- y se empeñó en no volver atrás. Pero el aroma de café en noviembre siempre le recordaba el amor de madrugada, un sincero y concreto, que le arrebató el alma, esa que ahora perdida sabe dónde la llama, pero se niega, no le reclama, sabe está en León, tal vez, con la ropa sucia que él se llevó a casa...

3 de noviembre de 2007, 14:34  


Blogger Donato ha dicho...

Muy bueno!!!!!
Genial blog!!!
Actualicen, por favor!

15 de enero de 2008, 8:07  


Blogger némesis ha dicho...

Humm quizá ella nunca desaparezca, ni el balcón, hay cosas que nadie nos quitaría por mas que desaparezca el universo. Eso es lo que hay que cuidar, creo.

24 de julio de 2008, 9:50  



Publicar un comentario

<< Página principal